Perro Akita Americano

Perro Akita Americano

El Akita Americano, es también conocido como el Gran Perro Japonés, es un perro muy limpio e incluso entierra sus propias heces como un gato.

Origen del Akita Americano

El orígen del Akita Americano es el mismos que el Akita Inu. Los ancestros de éstos eran unos perros cazadores llamados “Matagi Akitas” que desde el siglo XVII fueron utilizados como perros de pelea. Durante la Segunda Guerra Mundial se cruzaron algunos Akita con Pastores Alemanes y fueron llevados a Estados Unidos. Con el paso del tiempo, el Akita Americano se ha convertido en un perro muy diferente a los Akita japoneses.

Comportamiento del Akita Americano

El Akita Americano es una raza de perro con mucho carácter, es un perro territorial, inteligente, dominante, enérgico y un poco terco. Si se le educa bien será amistoso, leal, protector y obediente. Es de poco ladrar, tranquilo, reservado y equilibrado. El Akita Americano es paciente con los niños, aunque las hembras se llevan mejor con ellos que los machos, ya que éstos tienden a enfadarse mas rapidamente que las hembras.

Aspecto del Akita Americano

El cuerpo del Akita Americano es levemente más largo que alto. Tiene una cabeza ancha y triangular y las orejas pequeñas y erguidas, su pecho es ancho y profundo. La cola la lleva enroscada por encima del dorso. tiene un subpelo espeso, denso y suave y el pelo exterior recto y levantado. Puede ser de cualquier color.

Recomendaciones del Akita Americano

Es imortante educar al Akita Americano desde cachorro, ya que cuando descubra que puede morder, comenzará la batalla de poderes. Necesita un dueño seguro de sí mismo, con carácter y que le brinde un entrenamiento coherente basado en el refuerzo positivo. Si se tienen otras mascotas en casa, es importante acostumbrarlo a ellas desde cachorro. Al Akita Americano le gusta morder, así que es recomendable que tenga algún juguete muy resistente que pueda ir mascando.

Salud del Akita Americano

El Akita Americano es un perro rústico que debido a su tamaño puede afectarlo la displasia de cadera. El hipotiroidismo y la atrofia progresiva de retina (en los ejemplares de edad avanzada) son bastante frecuentes en esta raza.

Post Relacionados: