Los mejores remedios para luchar contra los ácaros de tu perro

Los ácaros son uno de los grupos más antiguos de animales terrestres, la mayoría de los ácaros son diminutos y alcanzan unos pocos milímetros de longitud.

Los ácaros se instalan -normalmente-  alrededor de las orejas del perro, y causan una picazón intensa haciendo que el perro se rasque e infectando la zona. Mientras que los ácaros en las orejas son comunes, otros pueden situarse en la piel del perro con las siguientes consecuencias seborrea, caspa y pérdida del pelo en algunos casos. Cuando tratas a tu perro con remedios caseros para los ácaros, no le proporcionarán alivio hasta dentro en un par de semanas. Lo mejor es que contactes con tu veterinario para una solución terapéutica.

Si tu perro tiene ácaros en las orejas, un buen remedio casero es unas pocas gotas de aceite  en cada oído, esto ayudará a ablandar la cera dura y la suciedad en unas cuantas horas. Después de esto, puedes enjuagarle el oído con una mezcal de vinagre blanco y agua.

Si tu perro es cachorro uno de los ácaros más habituales que le atacan es el Ácaro Cheyletiella. La piel de la cabeza, cuello y lomo de tu cachorro puede escamarse. Lava y cambia la cama del perro regularmente y usa una champú que contenga piretrinas. El peróxido de hidrógeno diluido con agua, una parte de peróxido en 10 partes de agua, puede ser usado para limpiar suavemente las áreas afectadas.

Si el ácaro es garrapata, utiliza un champú que contenga piretrina. Esto eliminará las garrapatas pero puede que el picor no desaparezca hasta los tres días.

 

Post Relacionados: